Incapacidades

Podemos definir la incapacidad laboral como la situación en la que se encuentra un trabajador cuando está imposibilitado para realizar las funciones normales de su puesto de trabajo, por una enfermedad común o laboral o un accidente laboral o no laboral.

Por lo tanto, para valorar tu incapacidad laboral se tiene en cuenta la gravedad y la evolución de la enfermedad, pero también hay que fijarse en mayor medida en cómo afecta esa enfermedad al trabajo en concreto que desempeñes.

Según la gravedad de esta situación, es decir, en función del alcance y del grado de incapacidad que sufras, se distinguen dos tipos de incapacidad laboral: incapacidad temporal e incapacidad permanente.

A su vez, la incapacidad laboral permanente se divide en diferentes grados (parcial, total, absoluta o gran invalidez).

Para solicitar una incapacidad laboral permanente primero debes reunir toda la documentación necesaria, especialmente importante es contar con el historial clínico.

Además, si se trata de un accidente laboral o de una enfermedad profesional también hay que presentar el parte correspondiente.

Posteriormente, y recomendablemente con la ayuda de un abogado laboralista experto en asuntos relacionados con la Seguridad Social, hay que presentar dicha información bien de forma presencial o telemática.

Una vez la Seguridad Social disponga de la información y solicitud, la decisión quedará en manos del Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) o Tribunal Médico, que es quien recomienda al INSS aceptar o denegar la solicitud.

En caso de ser denegada, aún tienes todo perdido dado que se puede acudir a la vía judicial para reclamar la incapacidad.

Esta vía es, la única a la que pueden acogerse muchos trabajadores dado que la Seguridad Social es muy restrictiva a la hora de conceder una incapacidad por la vía administrativa.

La demanda deberá interponerse en un plazo de treinta días hábiles tras la notificación de la desestimación de la reclamación previa. En un procedimiento de este tipo, es muy importante analizar todos los aspectos detalladamente desde el inicio, ya que cualquier error en el procedimiento puede acarrear consecuencias negativas para todo el proceso.

Si quieres solicitar una pensión de incapacidad permanente, no dudes en consultarnos. Estudiaremos su caso desde el punto de vista médico y jurídico, y te informaremos de la viabilidad de que se reconozca tu incapacidad, en el grado que te corresponda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Más artículos

Grandes Empresas

Detalles de nuestros servicios Asesoramiento técnico y de gestión de RRH: Alta del empresario en la Seguridad Social y solicitud de Código Cuenta de Cotización

PYMEs

Detalles de nuestros servicios Asesoramiento técnico y de gestión de RRH: Alta del empresario en la Seguridad Social y solicitud de Código Cuenta de Cotización

Emprendedores y Autónomos

Detalle de nuestros servicios: Alta del empresario en la Seguridad Social y solicitud de Código Cuenta de Cotización Altas y bajas de trabajadores en Seguridad

Despidos

Si te han despedido, probablemente no eres consciente de tus derechos ni tampoco de los deberes con los que ha de cumplir la empresa. En

Mándanos un Mensaje