Reclamaciones de cantidad

Una reclamación de cantidad es, en resumidas cuentas, una reclamación por parte del trabajador en la que exige a la empresa el pago de la cantidad económica que le adeude y que tenga su origen en la relación laboral y contractual que mantenga con ella.

Es necesario recalcarte que, en la reclamación de cantidad puedes solicitar el interés anual moratorio laboral, si bien es cierto que solo de la cantidad correspondiente a los conceptos salariales de tú nómina. Por otro lado, el plazo de prescripción de este tipo de reclamaciones es de 1 año.

Este proceso es conocido, de forma generalizada, como reclamación de cantidad, si bien es cierto que, en realidad, se trata de una demanda ordinaria que se efectúa ante la jurisdicción social y laboral competente. En este sentido cabe destacar que tienes el derecho de solicitar la cantidad adeudada y los intereses moratorios correspondientes al último año natural incluso después de haber sido despedido por parte de la empresa, de que el contrato haya llegado a su fin o de que haya dimitido de sus funciones. Eso sí, siempre y cuando no hayas firmado un finiquito con efectos liberatorios.

El proceso por el cual puedes efectuar una reclamación de cantidad a una empresa comprende varias fases. El primer paso es la presentación de una papeleta de conciliación. Y en el caso de que en el acto de conciliación administrativa no se llegue a ningún acuerdo, será necesario presentar una demanda ante los Juzgados de lo Social, bien instando procedimiento monitorio, dependiendo de una serie de factores, o bien procedimiento ordinario.

En el caso de que la empresa se encuentre en concurso de acreedores o que presente una declaración de insolvencia válida, el Fondo de Garantía Salarial, el cual es conocido comúnmente como FOGASA, será el encargado de abonar al trabajador las cantidades que le correspondan en base a los salarios y las indemnizaciones que no haya percibido y que se le adeuden según los márgenes que establece la ley.

Antes de la entrada en vigor de la reforma del mercado de trabajo de 2012, el FOGASA podía pagar hasta un máximo de 150 días de salario. Sin embargo, tras este hecho, esta cifra se ha visto reducida a los 120 días de salario. Además, de haberse limitado la cantidad máxima a percibir.

También tienes la posibilidad de extinguir tu contrato con base a la deuda contraída por tu empleador.

Si quieres más información no dudes consultarnos. Deja en nuestra mano recuperar la cantidad adeudada por tu empleador más los intereses moratorios en el menor tiempo posible.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Más artículos

Grandes Empresas

Detalles de nuestros servicios Asesoramiento técnico y de gestión de RRH: Alta del empresario en la Seguridad Social y solicitud de Código Cuenta de Cotización

PYMEs

Detalles de nuestros servicios Asesoramiento técnico y de gestión de RRH: Alta del empresario en la Seguridad Social y solicitud de Código Cuenta de Cotización

Emprendedores y Autónomos

Detalle de nuestros servicios: Alta del empresario en la Seguridad Social y solicitud de Código Cuenta de Cotización Altas y bajas de trabajadores en Seguridad

Despidos

Si te han despedido, probablemente no eres consciente de tus derechos ni tampoco de los deberes con los que ha de cumplir la empresa. En

Mándanos un Mensaje